Home / mente / ¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA POSITIVA? (I)

¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA POSITIVA? (I)

La psicología positiva estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad así como de las fortalezas y virtudes humanas. Tradicionalmente la ciencia psicológica ha dedicado mucho esfuerzo a estudiar los aspectos negativos y patológicos del ser humano (ansiedad, estrés, depresión, etc.), dejando de lado el estudio de aspectos más positivos como la creatividad, la inteligencia emocional, el humor, la sabiduría o la propia felicidad. Actualmente, los avances científicos permiten a los psicólogos utilizar herramientas   muy eficaces, no sólo para tratar el malestar emocional, sino también prevenir su aparición, mediante el entrenamiento de técnicas y estrategias que nos hacen más conscientes, más estables y más sanos.

El campo de la psicología positiva está hoy muy avanzado en los Estados Unidos y Europa Occidental. Sin embargo, a pesar de que la psicología positiva ofrece un nuevo enfoque para el estudio de las emociones positivas y el comportamiento, las teorías, investigaciones y motivaciones para estudiar el lado positivo de la conducta humana, es tan antiguo como la propia humanidad. 

Se pueden encontrar antecedentes de la psicología positiva en filósofos clásicos como Aristóteles, que creía que la felicidad, se encontraba en la acción racional de acuerdo con la virtud durante toda la vida o Sócrates que defendió el autoconocimiento como el camino a la felicidad. Por otra parte la conocida “alegoría de la caverna” de Platón ha influido a muchos pensadores occidentales que situaron la felicidad en la búsqueda de un significado más profundo de la vida. Los epicúreos, de Epicureo de Samos, creían alcanzar la felicidad a través del disfrute de los placeres simples, la ataraxia (ausencia de turbación) y la amistad entre sus seguidores. Los estoicos de Zenon de Citio, estaban convencidos de que podían ser felices de manera objetiva y razonable y describieron algunos “ejercicios espirituales” comparables a los ejercicios psicológicos empleados en la terapia cognitivo-conductual y la psicología positiva.

En época contemporánea han sido psicólogos como Abraham Maslow, Carl Rogers o Erich Fromm pertenecientes a la corriente de psicología humanista, los que han abierto un nuevo horizonte para el estudio del pensamiento y el sentir del ser humano. Sin embargo, el impulso definitivo para la creación de la psicología positiva, fue dado por el profesor Martin Seligman de la Universidad de Pensilvania y antiguo Director de la Asociación Americana de Psicología. A finales de los años ’90 este conocido investigador, tras estudiar los aspectos saludables del ser humano, propuso la creación de la Psicología Positiva dentro como una corriente de la psicología, y contó para ello con investigadores de gran renombre como Mihaly Csikszentmihalyi (director, entonces, del departamento de psicología de la Universidad de Chicago).

El movimiento de la Psicología Positiva se inscribe dentro de la psicología académica, es decir, sus conocimientos se elaboran y discuten dentro de las universidades, instituciones de investigación y eventos asociados. Esto garantiza la máxima fiabilidad en los contenidos que se agrupan dentro de la psicología, proporcionando estudios bien sustentados y que respalden cambios posibles y reales a nivel emocional y conductual.

Estudios recientes han mostrado, por ejemplo, que la influencia de los ingresos económicos sobre la felicidad sólo es relevante hasta cubrir las necesidades básicas. A partir de un determinado nivel, mayores niveles de ingresos parecen no aportar mayores niveles de felicidad. Mientras que por otra parte, la cantidad y calidad de las relaciones interpersonales aparece como el factor más poderoso para obtener un elevado estado de bienestar.

Otros factores como el optimismo, la autoestima y la gratitud, o rasgos básicos de personalidad como la extroversión y la estabilidad emocional, también están relacionados con mayores niveles de felicidad. Los estados mentales positivos actúan como barreras a los trastornos psíquicos y tienen un efecto preventivo e incluso rehabilitador. Estos estados mentales positivos, refuerzan los anclajes emotivo-cognitivos que todos tenemos de forma natural y pueden ser usados de manera muy eficaz en tratamientos psicoterapéuticos.

La psicología positiva es una suma de conceptos y principios que deben integrarse en el conjunto de conocimientos y técnicas de toda la psicología, incluyendo la psicología clínica. Sentir en positivo, desarrollando nuestro mejor potencial, debe servirnos para despertar a una vida más plena y gratificante.

About dynamic

Check Also

Bienvenidos a Psicología y Meditación!

Bienvenidos a Psicología y Meditación

Psicología y Meditación es una Revista-Directorio digital para la difusión de la psicología positiva, las …