EL COLÁGENO Y LA SALUD DE HUESOS Y ARTICULACIONES

0
48

El colágeno hidrolizado es un producto natural, con un porcentaje muy alto de absorción vía oral (98% aproximadamente) completamente seguro y con un amplio historial de uso clínico, que no presenta efectos adversos secundarios. Muy recomendable a nivel preventivo en osteoartritis reumatoide, lesiones deportivas o accidentes.

Retrasa o evita la degeneración progresiva del tejido cartilaginoso. Al desgastarse o desaparecer el cartílago, se rozan los huesos provocando fuerte dolor y deformaciones. La pérdida de líquido sinovial lo priva de su capacidad lubricante y protectora, siendo el colágeno el que les proporcionará la estructura y ayudará a su regeneración, dotándole de fuerza, tensión y resistencia.

Contribuye a ralentizar e incluso detener el proceso degenerativo en la osteoporosis: El consumo de Colágeno parece incrementar la densidad ósea, especialmente en condiciones de deficiencia de calcio y proteínas; asociándose los consumos altos de proteína con una masa mineral ósea aumentada.

Fortalece y promueve el desarrollo del cartílago: Los aminoácidos aportados por el Colágeno sintetizan nuevo colágeno que ayuda a regenerar el cartílago y a dotarle de fuerza, tensión y resistencia necesarias.

Ayuda en la reparación y regeneración de ligamentos, tendones, articulaciones y huesos.

Incrementa la energía y disminuye el tiempo de recuperación después de alguna actividad física. Ejerce un efecto altamente benéfico en el organismo ya que es precursor de aminoácidos esenciales para garantizar un correcto metabolismo de la energía en las células musculares.

Fortalece y refuerza el sistema inmunológico. Todos los sistemas del cuerpo requieren una dieta balanceada que incluya proteínas (colágeno), vitaminas y minerales que lo fortalecen y mantienen en armonía.

Previene enfermedades cardiovasculares: Restituyendo la elasticidad a las válvulas de los Vasos Sanguíneos y Linfáticos evitando que se rompan por el endurecimiento de las mismas, y contribuyendo a un menor aumento de la presión arterial.

El colágeno previene el desgaste de huesos y articulaciones

SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES POR DEFICIENCIA DE COLÁGENO

Cuando hay una falta de colágeno en el cuerpo, todo el organismo se ve afectado. Los síntomas frecuentes de este problema son: debilidad, fatiga, malestares, dolor y una disminución general de energía. Además, estos síntomas aumentan con la edad. Además de sus múltiples propiedades estructurales, el colágeno sirve como el catalizador principal del crecimiento y repara casi todos los tejidos del cuerpo.

Muchas enfermedades debidas al envejecimiento están relacionadas con la carencia de esta proteína vital. Cuando le hace falta colágeno a nuestro cuerpo, nos enfermamos. La producción de colágeno en el organismo disminuye insidiosamente con la edad. Comienza a reducirse alrededor de los veinte años y disminuye abruptamente a los cincuenta y a los sesenta.

La falta de colágeno o una mala utilización de colágeno en nuestro cuerpo causan los signos precursores del envejecimiento. Los avances científicos de los fabricantes de Colágeno con relación a la degeneración del colágeno en nuestro cuerpo, ofrecen posibilidades interesantes contra el envejecimiento.

Dolores musculares (Fibromialgia)

Dolores articulares (Artrosis)

Es muy recomendable tener en cuenta el beneficio que aportan los suplementos naturales ya que nos ayudan a prevenir síntomas y a tener una vida más saludable.

Texto adaptado: Inkanatural